sábado, 23 de diciembre de 2006

Entrevista a Alyssa Jayne Milano




Alyssa Milano es Phoebe Halliwell en ‘Embrujadas’.
“Perdería la cabeza por George Clooney”
A sus 31 años, su vida transcurre entre platós de TV y sus labores como embajadora de UNICEF
Considerada como una de las actrices más sexies de EE.UU., esta mujer menuda –apenas supera los 160 cm–, derrocha sensualidad, atrevimiento y, por qué no, osadía. Ahí donde la ven, la dulce y enérgica Phoebe Halliwell de Embrujadas –que regresa a Tele 5 este domingo 3 después de que suprimieran la mitad de los capítulos de la sexta temporada– tiene una larga colección de novios incluyendo un matrimonio fallido con Cinjui Tate, líder del grupo rockero Remy Zero; un corto pero intenso affaire con Justin Timberlake, ahora prometido de Cameron Díaz; y sendos romances con sus compañeros de la serie, Brian Krause (Leo) y Eric Dane (Jason). Por no mencionar su reciente ruptura con el jugador de béisbol, pitcher de los Marlins de Florida, Carl Pavano, quien ha confirmado la noticia: “No creo que éste sea el mejor momento para tener una relación sentimental”.Aunque lejos de derrumbarse, Alyssa ha confesado: “Mis intenciones siempre son buenas. He cometido errores, pero siempre intento sacar algo positivo de ellos”. Eso sí, en cuestión de hombres, tiene las cosas claras: “Podría perder la cabeza por George Clooney, porque, aunque no lo parezca, me encantan los hombres como él, maduros pero con expresión traviesa, pícara”. Y revela: “Mi primer novio fue el guapo de Kirk Cameron (Los problemas crecen). Yo tenía 13 años y él 14. Solía dedicarme canciones por la radio”.
Mujer solidariaPese a esa imagen, un tanto frívola, Alyssa Milano es una mujer solidaria y muy comprometida. De hecho, actualmente está volcada en su papel de embajadora de UNICEF –cargo que también ostentan otras estrellas del celuloide como Angelina Jolie y Roger Moore–, que la ha llevado hasta Angola: “Fue mi primer viaje como representante de UNICEF y supuso una experiencia increíble. Pienso que una persona popular, como yo, puede lograr mucho. Si no utilizas tu voz para cambiar las cosas, no estás haciendo nada por ellos”. Fama que además aprovecha para hacer campaña a favor de John Kerry de cara a las elecciones de noviembre en EE.UU. “Me tomo muy en serio mi derecho a votar”, ha declarado la actriz, que asistió a la convención demócrata celebrada en Boston, donde coincidió con Ben Affleck, entre otros: “Estuve allí como delegada de la Creative Coalition y apoyé a Kerry en su camino hacia la Casa Blanca. Espero que la gente capte sus discursos, eran muy esperanzadores”.
Siempre a la últimaAlyssa Jane Milano es una auténtica caja de sorpresas. Es una mujer que apenas tiene tiempo libre y una de las estrellas más solicitadas en inauguraciones, galas de televisión, estrenos, fiestas benéficas…, a las que va cuando sus compromisos laborales se lo permiten y a las que siempre acude a la última: “Me gusta sentirme glamourosa. Unos días me arreglo mucho y otros, todo lo contrario. Pero el secreto está en sentirme bien conmigo misma. Aunque también es cierto que gasto mucho dinero en ropa y en maquillaje. ¡Me encanta!”.Afición que parece compartir con su hermana en la serie, Rose McGowan (Paige), y junto a la que martiriza a la tercera embrujada en discordia, Holly Marie Combs (Piper): “Me molestan todo el tiempo con esas cuestiones. Y Rose no entiende mis problemas con las tiendas porque ella tiene toda clase de revistas sobre moda. Cuando se ponen a hablar sobre este tema, me voy. No me interesa”.Precisamente gracias a Embrujadas Alyssa Milano se ha convertido en una estrella conocida en todo el mundo. Desde que en 1998 Aaron Spelling contara con ella para formar parte de este mágico trío, la actriz neoyorquina ha llegado a convertirse en productora de la misma junto a Holly Marie Combs.Y mientras que en España disfrutamos de los últimos capítulos de la sexta temporada, que Tele 5 dejó de emitir el 30 de agosto, en Estados Unidos ya se ha estrenado la séptima y tal vez última entrega de Embrujadas, en la que Alyssa tiene un nuevo novio –deja temporalmente el periódico y termina liándose con su sustituto– y Drew Fuller (Chris) abandona la serie.

Amaya Rubio. Supertele