domingo, 18 de febrero de 2007

¿Que fue de...?

¿Qué fue de...? Los concursantes de GH y OT
Con la aparición de los 'reality show' hemos asistido en España al nacimiento de una nueva clase de famosos. Hasta que salen en la pequeña pantalla son gente normal y corriente, ciudadanos que luchan por llegar a fin de mes, por pagar una hipoteca o que están planeando su boda con la novia o el novio de toda la vida.
Entran en la casa de "Gran Hermano" o en la Academia de "OT" y su personalidad, aptitudes y actitudes pasan por el tamiz popular. Se les evalúa, proyectamos nuestros sueños y frustraciones con ellos y les aupamos o defenestramos. GH empezó en el año 2000 y su éxito fue tal que paralizó el país en alguno de sus resúmenes. Después de ese programa ya legendario las secuelas van perdiendo impacto paulatinamente pero algunos de sus protagonistas se han hecho un sitio como colaboradores televisivos especializados en 'realities' y famoseo. Es el caso de Raquel, concursante de Gran Hermano 2002. No ganó y, de hecho, tampoco fue la favorita del público, todo lo contrario, su fuerte personalidad y su homosexualidad recibieron fuertes críticas dentro y fuera de la televisión. Un accidente de tráfico en junio de 2003 que casi le costó la vida y que desfiguró su cara le acarreó la simpatía popular. Su coraje impresionó a la audiencia que ahora se rinde a sus pies.
Otro de los GH con éxito fue Ismael Beiro. El ganador de la primera edición ha repetido concurso de supervivencia aunque, en esta ocasión por una mala jugada que le dejó en evidencia, se quedó en finalista. Ismael, además de co-presentar varios programas de televisión decidió seguir los estudios de periodismo para complementar con la teoría la experiencia que ha ganado en televisión.
Como comentaristas también se están ganando la vida y muy bien, otros concursantes de GH de diferentes ediciones como son Ania y Kiko. La familiaridad que se alcanza espiando la vida diaria de quienes se han prestado a ello permite prescindir de los apellidos.
En la vertiente más artística de los 'realities', OT, también hay suertes desiguales. La generación que obtuvo más éxito, fue la primera, llegó a paralizar ciudades enteras cuando los 'triunfitos' acudían a firmar sus discos y esas grabaciones de sus clases de canto se agotaban prácticamente en horas. Pero no solo ha beneficiado a los concursantes, los profesores también sacaron tajada. La generación OT ha relanzado, para el gran público, no para el especializado, la figura de Nina; y ha hecho famoso al profesor de interpretación Ángel Llaçer.
De los triunfitos el que ha destacado estratosféricamente por encima del resto ha sido, sin duda, David Bisbal. Se quedó segundo en el concurso pero ha salido el primero en el desarrollo de su carrera profesional. Ahora vive en Miami con su última novia y acaba de estrenar nuevo disco, el quinto, e imagen. Se ha cortado los rizos que le hicieron famoso para dar una imagen más 'madura'.
A David le siguen en cosecha de éxitos su tocayo, David Bustamante, quien ha optado por un estilo más melódico y quien se ha estabilizado emocionalmente; y su ex-novia, Chenoa. La ruptura con Bisbal le ha salido muy rentable artísticamente a la argentino-mallorquina que se ha ganado la simpatía popular con el soberano 'plantón' del almeriense.
La última estrella de la factoría OT es Edurne. La personalidad y la figura de esta madrileña empeñada, sobre todo, en ser artista, le han garantizado contratos publicitarios y una carrera musical que, por el momento, está dando buenos frutos.
Finalmente, uno, por no decir el único, de los personajes que han alcanzado la fama sin valerse del programa por el que pasó es Mai Meneses, vocalista del grupo "Nena Daconte". La artista pasó por la segunda edición de "Operación triunfo" y fue la primera expulsada. Cuatro años después debuta discográficamente con el grupo y el álbum "He perdido los zapatos", que gracias a su single "Idiota", han alcanzado los primeros puestos de las listas de ventas.