domingo, 4 de febrero de 2007

Gazapos

En Amor Ciego
"Cuando vi la película de Amor Ciego, me quedé sorprendida, y es que en la escena en la que la chica parte un trozo de tarta dejando menos de la mitad, luego se ve la tarta medio entera como si no se hubiera partido un trozo".

En el Codigo Da vinci
"Se cuenta que Leonardo Da Vinci siempre llevó consigo su cuadro Mona Lisa. En una secuencia de esta película, Leonardo muestra el lienzo que lleva enrollado en un tubo metálico... y este cuadro esta pintado en una tabla.


Superman (1978)

Dos gazapos donde curiosamente no es el hombre de acero quien mete la pata sino su director Richard Dooner:

En la escena que el joven Clark Kent (Jeff East) se echa una carrerita contra el expreso a Metrópolis, justo después de saltar frente al convoy, se ve correr al joven desde la ventana de un vagón dejando una leve polvareda tras de sí. Si nos fijamos bien en la ventana, veremos reflejado al propio Dooner y a la cámara mientras filma.

Más adelante, justo cuando el madurito Kent (Christopher Reeve) llega al Daily Planet y baja a tomar un café (o lo que sea) con Loise Lane (Margot Kidder) vemos como aquel, dentro de su deliberada torpeza, choca y se queda trabado entre las puestas giratorias de la salida del edificio. Si nos volvemos a fijar en el cristal, podremos ver de nuevo a Dooner y su inseparable cámara. Como remate, en la escena siguiente Kent y Loise aparecen juntos por el mismo hueco de la puerta cuando ella ya había salido mucho antes.

Hellboy (2004)

Casi al final de la película, cuando Hellboy (Ron Perlman), John Myers (Rupert Evans) y la moribunda Liz Sherman (Selma Blair) se encuentran en los pasillos de la fortaleza, los tentáculos de una horrible criatura hacen acto de presencia llevándose al jocoso diablillo rojo y una suculenta carga de explosivos. De camino hacia la boca del viscoso animalito, nuestro demonio favorito va rompiendo consciente y metódicamente todas las lámparas que adornan el techo del pasillo. Una vez despachado el enemigo, Hellboy regresa hasta donde había dejado a sus amigos descubriéndonos que las lámparas que había roto con su cabezota aun siguen intactas y colgaditas en el techo.

X-Men (2000)

Dos gazapos interesantes:
El primero de ellos tiene al comienzo de la película. En él vemos a unos deportados llegando a un campo de concentración. Entre ellos hay una familia compuesta por el padre, la madre y un niño (el joven Magneto). En varios momentos vemos cómo avanzan y se les puede ver la estrella amarilla de David en sus ropas. Todo el mundo la lleva a la izquierda. Pero mira por dónde, después de una dramática escena en la que el joven Magneto debe separarse de sus padres, la insignia que luce su padre ha cambiado de ubicación y se encuentra en el lado derecho de la chaqueta.

Otro gazapo...
No sólo Lobezno (Hugh Hackman),"Logan" para los amigos, tiene poderes para regenerarse. En la escena donde Pícara (Anna Paquin) y él se estrellan con la furgoneta en la nieve vemos como Lobezno sale disparado hacia delante por la inercia del choque, rompiendo con la cabeza el parabrisas que se hace pedazos al instante (como desgraciadamente es lógico en un accidente de esas características). Pues bien, ¿puede alguien explicarnos cómo es posible que en todas las escenas siguientes el parabrisas reaparezca en su lugar y con tan sólo unos cuantos leves resquebrajos?


La Liga de los Hombres Extraordinarios (2003)

Si es que por más que lo vea no acabo de creérmelo. En la escena de la confrontación final entre Mina Harker (Peta Wilson) y Dorian Grey (Steward Townsend) vemos como ella luce una sexy, rizada y larga cabellera. Pues bien, al parecer dicho cabello parece tener vida propia ya que, una vez se ha puesto en marcha la lucha entre ambos, éste se reduce a la mitad tanto de tamaño como de volumen, aunque sigue conservando toda su ondulación. En un momento concreto, Dorian Grey le propicia una dolorosa estacada a la joven Mina y ésta cae fulminada sobre la cama. Cuando Mr Grey se da la vuelta, la joven se pone en pie y, lo más sorprendente… ¡El cabello le ha vuelto a crecer y esta vez los rizos han sido substituidos por un elegante recogido! Desconzco si eso es algo normal entre los chupasangres pero para mí que es un gazapo de considerable magnitud (o una ocasión única de lucimiento del estilista).


Blade (1998)

Dos gazapos dedicados para aquellos con los ojos muy rápidos:

Tenemos a Blade (Wesley Snipes) y a su amiga, la Doctora Karen Jenson (N'Bushe Wright), atrapados por una horda de vampiros en los túneles del metro. Uno de los vampiros, llamado Quinn (Donald Logue), está poniéndole las cosas muy difíciles a nuestro protagonista, aunque la balanza está más que equilibrada ya que "Aquel que camina por la luz" tampoco se está quedando corto en perrerías. Blade ya le ha dejado sin mano, y ahora aprovecha que ésta le ha vuelto a crecer para cortarle el brazo, todo gracias a la ayuda de su inseparable sable. Por si fuese poco, aprovecha para arreglarle la cara refregándosela por un convoy de cinco o seis vagones que pasaban por ahí. Lo curioso es que, cuando Blade le suelta y Quinn trata de defenderse de unos cuantos derechazos, vemos cómo su cara está impoluta, como si no hubiese pasado nada. Pero hete aquí que el espejismo sólo dura unos segundos. Cuando le enfocan de frente podemos ver el horrendo "peeling" que se le acaba de practicar y, para colmo, sin derecho a reclamaciones.

El segundo gazapo no se hace esperar. Los compinches de Quinn hacen acto de presencia y podemos ver que, de entre ellos, destaca Mercury (Arly Jover), una vampira con la extraña habilidad de cambiar de modelito en menos que dura un pestañeo. Si en las primeras escenas la vemos ataviada con un vestido azul cobalto de cuerpo entero, justo después que Blade y su compañera se agarran al metro en marcha, la vuelven a enfocar y descubrimos como Mercury ha cambiado de look, luciendo ahora un top blanco luminoso que le permite enseñar hasta el ombligo.

Spiderman (2002)

Dos gazapos llaman la atención en esta película:

El primero de ellos tiene lugar poco después de que el atolondrado protagonista sufra la picadura de la araña mutante. Peter Parker (Tobey Maguire) despierta en el suelo de su habitación descubriendo que su cuerpo ha sufrido unos cuantos cambios. Para asegurarse que no se trata de una ilusión óptica se dirige hacia un espejo y contempla con orgullo sus nuevos musculitos. Acto seguido descubre que tampoco necesita gafas. Es justo ahí, cuando se entretiene frente al espejo con las lentes, que observamos cómo aparece una misteriosa mano reflejada a la izquierda de la imagen. ¿Con quien pasó la noche Mr Parker? A ver si al final la culpa no va a ser de la araña…

El segundo gazapo está localizado en la escena en la que tras descubrir algunos de sus poderes, a Peter Parker se le va la mano (en realidad las telarañas) y estampa una bandeja con comida en la espalda del chico más popular y temido del instituto. Ajeno al cabreo, Parker sale al pasillo en dirección a su taquilla. Gracias a sus poderes arácnidos consigue esquivar el puñetazo que justo le llegaba de regalo y que le habría dejado la cara nueva. El enfrentamiento entre ambos se hace inevitable y para ello se forma un corro alrededor de los combatientes. Vemos que también está Mary Joe Watson (Kirsten Dunst), su mejor amigo, Harry Osborn (James Franco), y un muchachito con gafitas y cara de zampabollos que disfruta con entusiasmo de la contienda. Pues bien, es posible que dicho personajillo se halla escapado de la Escuela de Mutantes del Doctor Xavier (X Men) porque tiene una habilidad extraordinaria para moverse con suma rapidez alrededor de Mary Joe a lo largo de la escena, ya que a veces tanto se encuentra a su derecha como de repente a su izquierda.