lunes, 1 de octubre de 2007

Entrevista a Daniel Radcliffe




La referencia al filme (Roadhouse, de profesión duro) que a finales de los 80 consagrara a Patrick Swayze como uno de los galanes más seductores de Hollywood le viene casi que ni pintada a Daniel Radcliffe, que, a la vista del aspecto que luce en un reportaje fotográfico (bajo el título Llamadle Harry el Sucio), para el último número de la revista Details, parece que no puede esperar a superar su imagen de tierno escolar e incipiente hechicero que le ha convertido en una estrella gracias a las películas de Harry Potter.
Al igual que su compañera de trabajo Emma Watson hiciera, hace algo más de un mes, para la revista británica Tatler, Daniel se sincera desde las páginas de la americana Details. He aquí algunos de los más interesantes extractos de su entrevista:
Sobre su asistencia a la escuela tras el estreno de la primera película de Harry Potter:
"Algunos (compañeros de clase) se volvieron muy agresivos. La gente me decía que estaban celosos, pero no creo que solo fueran celos. Creo que se trataba de 'Vamos a reírnos un rato con el chico que hace de Harry Potter'"
Sobre su decisión de no ir a la Universidad:
"A los paparazzi les encantaría. Y si encima hubiera fiestas, les informarían de dónde eran y ya se sabe lo que harían".
Sobre no haber ido nunca a un club nocturno:
"Lo que me faltaba sería que me vieran hablando con una chica para que se inventaran algún titular asqueroso sobre mí diciendo que soy una rata sexual o como quiera que lo llamen".
Sobre los romances en el trabajo:
"Creo que sería muy difícil salir con una actriz, porque están locas. Algunas actrices son auténticas lunáticas. Nunca he trabajado con una actriz desagradable – todas han sido una completa delicia. Pero totalmente locas".
Sobre su fortuna, estimada en más de 24 millones de euros:
"Incluso cuando era muy joven y antes de que sucediera todo esto (por su fama a raíz de Harry Potter), recuerdo sentir repulsión por las muestras ostentosas de riqueza. La gente que tiene colecciones de coches – nunca he entendido eso. Siempre pensé que todo eso era innecesario. Ni es hermoso ni es creativo. Se trata solo de demostrar cuánto dinero tienes".
Sobre el revuelo mediático a raíz de su escena de desnudo en la obra Equus:
"Es el hecho de que resulte sorprendente el tener pelo en otro sitio aparte de en mi cabeza. No es tanto que no quieran que crezca. Es que les molesta que esté creciendo de forma sensata. Preferirían que lo hiciera , me volviera un salvaje y fuera por ahí estrellando coches".
Sobre estar desnudo en el escenario:
"Mentiría si dijera que estaba perfectamente bien. Estaba nervioso y un poco preocupado. Hablé con Gary Oldman (su compañero de reparto en Harry Potter, donde interpreta a Sirius Black) de ello, porque nos llevamos muy bien y sé que él se ha desnudado en el escenario. Así que le dije: '¿Qué se siente?'. Y él dijo: 'La primera noche estarás aterrorizado, la segunda también y a partir de ahí te dará igual'. Y es totalmente cierto. Cuando lo has hecho dos veces, ya no importa”.
El reportaje al completo, con fotografías exclusivas, en el número de agosto de Details.